Tema de la Asamblea del Consejo Mundial de Iglesias de 2013: «Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz»

WCC/Lilian Gomes

Vía Consejo Mundial de Iglesias:

«Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz» será el tema de la Décima Asamblea del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), que se celebrará en octubre de 2013 en Busan, Corea del Sur.

Determinó el tema el Comité Central del CMI el martes 22 de febrero después de un debate que se prolongó durante varios días. Un «tema» no es sólo un eslogan o un lema para una Asamblea del CMI, sino que proporciona el enfoque para la reflexión teológica, el culto y la meditación en torno a la Asamblea, así como para planificar actividades programáticas antes, durante y después del evento.

El tema de la Novena Asamblea, celebrada en Porto Alegre, Brasil, en febrero de 2006, fue «Dios, en tu gracia, transforma el mundo». El tema para la Décima Asamblea se expresa también en forma de oración.

La propuesta del tema de 2013 iba acompañada de la cita de un texto bíblico: Isaías 42,1-4, donde se describe al siervo del Señor que no acabará de romper la caña quebrada ni apagará la mecha que apenas arde (versículo 3) y que no vacilará ni se desanimará «hasta implantar la justicia en la tierra» (versículo 4).

El tema de la Décima Asamblea fue adoptado como una de las dos sugerencias hechas por el Comité de Planificación de la Asamblea. La otra posibilidad presentada al comienzo de la reunión era: «En el mundo de Dios, llamados a ser uno».

En el curso de las deliberaciones, los miembros del Comité Central hicieron varios intentos de combinar el hincapié sobre la justicia, la paz y la vida, por una parte, y sobre la unidad, por otra.

El Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, secretario general del CMI, en los momentos finales antes de la decisión, afirmó que «buscar la justicia y la paz es un llamamiento a la unidad, y puede ser interpretado claramente como tal».

Carmencita Karagdag de la Iglesia Filipina Independiente recordó al Comité Central que ni la palabra «justicia» ni la palabra «paz» habían aparecido en ningún «tema» de las nueve asambleas anteriores del CMI desde que se fundó el Consejo en 1948.

Al final, se adoptó por consenso «Dios de vida, condúcenos a la justicia y la paz». El texto fue adoptado en su formulación en inglés: “God of life, lead us to justice and peace”. Las traducciones oficiales del tema en todas las demás lenguas, incluido el coreano, serán coordinadas por el CMI y se anunciarán en los próximos días y semanas.

«Nos dirigimos a todo el mundo», dijo el Metropolita Mor Eustathius Matta Roham con respecto al tema. Como miembro del Comité Central y del Comité de Planificación de la Asamblea, representa al Patriarcado Ortodoxo Sirio de Antioquia y todo el Oriente, situado cerca del otro extremo de Asia con respecto a Corea del Sur. «Lo leerán en muchos lugares diferentes personas cristianas y no cristianas. Debemos asegurarnos de que el tema se exprese claramente en todos los idiomas».