Día Internacional de Oración por la Paz


© Peter Williams/CMI, Irlanda del Norte, 1998

21 de septiembre 2010

El 21 de septiembre, iglesias y comunidades de todo el mundo celebrarán el Día Internacional de la Paz, por medio de la oración, la meditación y otras formas de participación espiritual.

El Día Internacional de Oración por la Paz de este año centra la atención en África como parte del último año del Decenio del CMI para Superar la Violencia (DSV).

África es la tierra de la Mensajera de la Paz de las Naciones Unidas, la Premio Nobel de la Paz y ecologista keniana, Wangari Maathai. Maathai fue nombrada Mensajera de la Paz en atención a su labor relacionada con el medio ambiente y el cambio climático.

El Día Internacional de Oración por la Paz patrocinado por el CMI se celebra el mismo día que el Día Internacional por la Paz de las Naciones Unidas.

Oraciones por la paz 2010

Sobre el Día Internacional de Oración por la Paz

Por la séptima vez, el Consejo Mundial de Iglesias se suma en 2010 al Día Internacional de la Paz de las Naciones Unidas invitando a las congregaciones de todo el mundo a orar por la paz – utilizando en lo posible las mismas oraciones – en todas las iglesias participantes el 21 de septiembre o el domingo precedente. Cuando el Dr. Sam Kobia (Secretario General del CMI) se reunió con el Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan para analizar el papel de las iglesias en la construcción de la paz, Annan confirmó la observancia propuesta del 21 de septiembre este año.

Véase el comunicado de prensa…

Además del Día Internacional de Oración por la Paz se organizan en ese período otros actos relacionados con la paz. Uno de ellos es la Reunión Plenaria de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que tendrá lugar del 20 al 22 de septiembre de 2010 en Nueva York. Deseo estimular a los gobiernos a que incrementen sus esfuerzos para erradicar la pobreza en los próximos cinco años. Sin paz, no habrá ningún desarrollo duradero. La violencia y la amenaza de violencia hacen que la vida de cada día resulte muy difícil, si no imposible. Las consecuencias se dejan sentir en el medio ambiente. Se reduce la calidad de la vida de todos y cada uno. La paz es esencial para garantizar el logro de los objetivos del milenio. Han reconocido esto los representantes de los gobiernos que en 2000 firmaron la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas.

Seguir leyendo en el sitio web de Superar la Violencia, del Consejo Mundial de Iglesias

Día Internacional de la Paz 2010 de Naciones Unidas

Enlaces relacionados