EL DUEY

5 de Noviembre del 2007
El Duey realiza actos religiosos por muertos y desaparecidos
La gente se congregó a orar encima del puente

La gente oró encima del puente que lleva al Duey.

La Cueva del Duey, Villa Altagracia. Entre llantos, lamentos y oraciones, esta comunidad realizó ayer los oficios religiosos en memoria de sus seres queridos que perdieron la vida durante las inundaciones provocadas por la tormenta tropical “Noel”.
Los muertos y desaparecidos de aquí se estiman en 51, según el pastor evangélico Julian Méndez y Euclides Tejeda. Sólo de la Iglesia Pentecostal de El Negro murieron once personas, entre los que figuran Mercedes Luna, Joselito Luna, Esther Pimentel, Alfonso Frías, Chabela Frías, Uside Frías, tres menores de edad y dos adultos cuyos nombres no se pudieron obtener.
Cientos de católicos y evangélicos se unieron para despedir a fallecidos y desparecidos que se llevaron las aguas de los ríos Haina y Duey. Encima del puente que une a las comunidades Guananito y El Duey, se congregó una gran cantidad de personas que lloraban la pérdida de un pariente o amigo.
“La ayuda está llegando, pero no nos interesa, lo más importante es la vida y esta comunidad la perdió”, dijo Reyes Amparo de León, quien dice de que su familia se perdieron nueve.
Algunos tienen la esperanza de que varios de los que están desaparecidos lleguen a reencontrarse con su damilias, pero hasta ahora nada de esto ha ocurrido. Ayer se hicieron dos cultos, un memorial a cargo del reverendo Julian Méndez, y una misa oficiada por el párroco de de Guananito.
Los Cacaos continúan aislados
Los Cacaos, San Cristóbal. Esta comunidad sigue incomunicada debido a que los puentes de la carretera que conduce hasta allí fueron borrados por las aguas del río Mano Matuey. La ayuda que se recibe es llevada en helicóptero y repartida entre los damnificados que no salen del asombro que causó la tragedia.
A pesar de todo algunos comenzaron a retornar a sus hogares, pero la mayoría permanece en los refugios habilitados por las autoridades.
– Adonis Santiago Díaz