Mensaje del Presidente con motivo de la VIII Asamblea Anual

Apreciados hermanos, apreciadas hermanas,

Sólo me queda darle las gracias a Dios por permitirme ser parte de este equipo de trabajo que él formó. Estoy muy agradecido de todos/as ustedes que se entregaron en cuerpo y alma para que la Asamblea alcanzara los resultados esperados. Gracias a todas las hermanas y hermanos que pusieron su grano de arena en esta hermosa construcción de las IBAREDO. Gracias a los hermanos internacionales que nos apoyaron en esta preciosa jornada de nuestro Señor Jesús. Gracias a la Revda. Miriam Rodríguez y al Rev. Roberto Dieppa-Báez, Ministro Ejecutivo de las Iglesias Bautistas de Puerto Rico, por esas palabras alentadoras y constructivas que nuestro Señor nos mandó con ellos, y por los talleres y mensajes que fueron muy oportunos para la ocasión.

En el ministerio de Cristo,

Pedro Castillo

Presidente

Iglesias Bautistas de República Dominicana